“Gladiator” y algunas de sus lecciones.

Hoy durante una plática en un café, una colega me pidió mi opinión sobre algunas películas y me hizo recordar una película en particular de algunos años atrás llamada “Gladiador”, recordé una escena, que siempre me dio mucho para pensar.   

Al principio de la película, mientras el general Máximus revisa las tropas que se alistan para la batalla contra los germanos, su segundo al mando recrimina a un soldado, al que le había encargado adelantar las catapultas para aumentarles el alcance. “Déjenlas donde están.” contraordena el general. El oficial empieza a objetar, diciendo: “Pero las bajas a la caballería van a ser…” “ACEPTABLES.” le corta Máximus, dirigiéndole una dura mirada.

Admirable lección de actitud no creen?. Muchas veces nos olvidamos del hecho de que, en cualquier batalla que la vida nos involucra, inevitablemente habrá bajas, y que hay que aprendar a aceptarlas. Cuando desarrollas un equipo de trabajo, también tendrás bajas. Es inevitable, y debes aprender a considerarlas aceptables.

Los personajes aunque ahora son mostrados como ficción o aventura tienen grandes enseñanzas para nuestra vida, cada uno de ellos NO contó con la tecnología que hoy tenemos, pero si con la PASIÓN Y ENTREGA que hoy nos falta.

Ellos examinaron cada detalle de su entrenamiento, utilizaron lo que en su momento los hacían fuertes  interna y externa fueron herramientas que ellos utilizaron para vencer y cumplir SU propósito en la vida.

En esta película, este hombre, Maximus Décimos Meridius, después de cinco años de encabezar heroicas batallas del ejército romano contra los bárbaros germánicos, regresa a Roma en circunstancias adversas, no como el gran héroe, sino irónicamente llevado como un gladiador a pelear por su vida en el Coliseo, donde la gente quiere ver sangre, quiere ver muerte. Al entrar a la arena lo pusieron, con otros gladiadores, a luchar en contra de unos soldados romanos profesionales, bajo una consigna letal: “Suban y mueran con honor”, al entrar al Coliseo rápidamente toma el control de la situación y, utilizando inteligentes tácticas militares, les grita a los gladiadores que peleen juntos, que formen un círculo y se cubran las espaldas, defendiéndose y cuidándose el uno al otro. De esa manera, el enemigo no pudo atacarlos por ninguna parte, y terminan venciendo a los soldados profesionales que habían sido enviados a matarlos.

Esos luchadores que debieron haber muerto ese día dan un vuelco a la situación y, contra toda lógica y pronóstico, rompen la consigna de muerte que les habían anunciado y terminan conquistando, conservando su vida y ganándose el favor de la gente allí reunida, y todo debido a que un hombre supo que tenía que pelear en equipo y no a solas, no como hombres solitarios, sino cada quien defendiéndose y cuidándose unos a otros.

La escena antes descrita nos permite reflexionar que cuando existen hombres o mujeres que cuentan con convicciones firmes e integridad a toda prueba se gana el respeto de los demás. Destaca la importancia de trabajar en equipo, porque sólo de esta manera se pueden lograr los resultados que uno pretende.

Forma parte importante de las enseñanzas de esta película la estrategia que aplicó este grupo de personas, no sólo para salvar sus vidas, sino para ganarse el respeto de todos los asistentes.

En suma: la integridad, las convicciones, la confianza, el trabajo en equipo y la estrategia se convierten en elementos importantes para poder lograr todo aquello que nos proponemos.

Las lecciones de Gladiador pueden trasladarse y convertirse en un desafío para todo aquel que pretende ser un buen empresario, buen gobernante, buen estudiante, buen padre de familia o un buen ciudadano.

La sociedad en general deberíamos poner en práctica esas lecciones: actuar de manera organizada, trabajar en equipo, tener confianza e implementar las medidas necesarias que nos llevarán a ser personas altamente efectivas y exitosas en todos los ámbitos.

Nos leemos pronto.

6 comentarios el ““Gladiator” y algunas de sus lecciones.

  1. plared dice:

    la realidad es que una pelicula dura por lo general menos de dos horas. La vida es algo mas larga….Digamos que hay que dosificar las cosas ya, que una vez perdida, que se sepa no regresa

  2. solo comento para decirte que Me gusto Mucho Lo que Tecleaste, es increible pero no he visto esa pelicula, sin duda al parecer me perdi de mucho.

  3. Rhymi3 dice:

    Wordlis3…

    Fantastic blog post, saw on…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s