Carta de Abraham Lincoln al maestro de su hijo.

Abraham Lincoln fue el decimosexto presidente de los Estados Unidos. Introdujo medidas que dieron como resultado la abolición de la esclavitud y aprobó la Decimotercera Enmienda a la Constitución en 1865.

Abajo adjuntamos una carta que escribió al profesor de su hijo en 1830. A pesar que esta carta fue escrita hace más de 100 años sigue siendo una inspiración y parece que se escribió ayer.
Abraham Lincoln’s Letter to his Son’s Teacher Abraham Lincoln al maestro de su hijo:
He will have to learn, I know,
that all men are not just,
all men are not true.
But teach him also that
for every scoundrel there is a hero;
that for every selfish Politician,
there is a dedicated leader…
Teach him for every enemy there is a friend,Steer him away from envy,
if you can,
teach him the secret of
quiet laughter.

Let him learn early that
the bullies are the easiest to lick…
Teach him, if you can,
the wonder of books…
But also give him quiet time
to ponder the eternal mystery of birds in the sky,
bees in the sun,
and the flowers on a green hillside.

In the school teach him
it is far honourable to fail
than to cheat…
Teach him to have faith
in his own ideas,
even if everyone tells him
they are wrong…
Teach him to be gentle
with gentle people,
and tough with the tough.

Try to give my son
the strength not to follow the crowd
when everyone is getting on the band wagon…
Teach him to listen to all men…
but teach him also to filter
all he hears on a screen of truth,
and take only the good
that comes through.

Teach him if you can,
how to laugh when he is sad…
Teach him there is no shame in tears,
Teach him to scoff at cynics
and to beware of too much sweetness…
Teach him to sell his brawn
and brain to the highest bidders
but never to put a price-tag
on his heart and soul.

Teach him to close his ears
to a howling mob
and to stand and fight
if he thinks he’s right.
Treat him gently,
but do not cuddle him,
because only the test
of fire makes fine steel.

Let him have the courage
to be impatient…
let him have the patience to be brave.
Teach him always
to have sublime faith in himself,
because then he will have
sublime faith in mankind.

This is a big order,
but see what you can do…
He is such a fine little fellow,
my son!

Querido Profesor, mi hijo tiene que aprender que no todos los hombres son justos ni todos son veraces,enséñele que por cada villano hay un héroe, y que por cada politico egoísta hay un lider dedicado.

También enséñele que por cada enemigo hay un amigo y que mas vale moneda ganada que moneda encontrada.

Quiero que aprenda a perder y también a gozar correctamente de las victorias. Aléjelo de la envidia y que conozca la alegría profunda del contentamiento.

Haga que aprecie la lectura de buenos libros, sin que deje de entretenerse con los pájaros,las flores del campo y las maravillosas vistas de lagos y montañas.

Que aprenda a jugar sin violencia con sus amigos.Explíquele que vale mas una derrota honrosa que una victoria vergonzosa. Que crea en si mismo y sus capacidade saunque quede solito, y tenga que lidiar contra todos.

Enséñele a ser bueno y gentil con los buenos y duro con los perversos .Instrúyalo a que no haga las cosas porque simplemente otros lo hacen,que sea amante de los valores.

Que aprenda a oir a todos, pero que a la hora de la verdad, decida por si mismo. Enséñele a sonreir y mantener el humor cuando esté triste y explíquele que a veces los hombres también lloran.

Enséñele a ignorar los gritos de las multitudes que solo reclaman derechos sin pagar el costo de sus obligaciones.

Trátelo bien pero no lo mime ni lo adule,déjelo que se haga fuerte solito. Incúlquele valor y coraje pero también paciencia,constancia y sobriedad.

Transmítale una fe firme y sólida en el Creador. Teniendo fe en Dios también la tendrá en los hombres. Entiendo que le estoy pidiendo mucho pero haga todo auello que pueda.

Abraham Lincoln, 1830

 

Anuncios

Alta Dirección: ¿Por qué los directores de empresa deben seguir preparándose?

En los negocios la necesidad de elegir se presenta todos los días, por eso una de las grandes cualidades de una persona es saber elegir.

 Alta Dirección es tomar decisiones y ejecutarlas, tener capacidad de liderazgo, conocimientos, información y competitividad, marcar líneas estratégicas a seguir. Se distingue de otros niveles administrativos por la relevancia y alcance de las decisiones, la importancia, naturaleza y autoridad de donde emana: es hacer referencia a los directivos con cargo más alto en una organización, entiéndase el presidente, el gerente general y los directores, un miembro del consejo de una empresa, el propietario, administrador único o consejo de administración, el presidente de conglomerados o el responsable de instituciones de servicios o gobierno.

 En el organigrama de las empresas,  el cargo más alto es el C.E.O. (siglas del anglicismo Chief Executive Officer) que en los países de habla hispana se denomina Presidente e informalmente “el Número 1″.

El liderazgo es una necesidad en la organización humana, no es un título, sino una consecuencia de la aceptación de los demás de quién es su líder, el que tiene la función clave de ganar presencia, por eso las empresas necesitan líderes.

Los prerrequisitos para ser reconocido como líder son: valores, capacidad y carácter. Entre los valores aceptados se encuentran la responsabilidad, compromiso, lealtad, justicia, humildad, integridad y fortaleza -guardar una actitud contra la adversidad-. La capacidad es el conocimiento adquirido con educación y experiencia.

El último prerrequisito: el carácter, se modela con la seguridad de conocer de lo que se habla, con firmeza ante temas complicados y al resolver problemas y con energía.

 La Alta Dirección requiere de una perspectiva de las prioridades y retos que se pueden presentar sobre diversos temas clave para el desempeño de las empresas

El Diplomado de Alta Dirección de IDEDIE está especialmente diseñado para contribuir al mejoramiento de estas habilidades:

  • Análisis
  • Diagnóstico
  • Trabajo en Equipo
  • Visión Estratégica
  • Búsqueda de alternativas de solución con sentido empresarial

Ya que la dirección de empresas es más un arte que una ciencia, lo invitamos a participar en nuestra nueva Generación del Diplomado en Alta Dirección, que dará inicio el día 06 de Octubre de 2012.

 Si desea más informes puede comunicarse al (594) 9 56 37 54, al e-mail contacto@idedie.com o visítenos en nuestra página www.idedie.com , en nuestras redes sociales www.facebook.com/idedie y Twitter: @IDEDIE

Carta dirigida a AMLO de Francisco Martín Moreno

Hace un momento Carla Ramírez compartió esta carta de Francisco Martín Moreno*, que me pareció más que excelente, ¿Porque se las comparto? por que creo que todo lo escrito en esta carta es cierto (aunque el autor es un gran novelista, pero pésimo historiador)  y porque de verdad muchos empresarios que luchamos día a día para sacar nuestras empresas adelante,  sabemos cuánto cuesta generar un empleo y que sino todos la mayoría tenemos el sueño de seguir dando empleos a gente con valores, capaz y preparada, por lo consiguiente hablamos de excelente educación la cuál es muy pobre gracias a los “profesores” que se niegan a prepararse y ya ni hablar de lo que transmiten a los alumnos.

Si bien este no es el punto de vista de todos los empresarios del país, considero que seguramente la mayoría estamos de acuerdo en el contenido de esta carta.

“Estimado Andrés Manuel”

No existe ningún mexicano, medianamente sensato, que no esté de acuerdo con tu tesis consistente en que “Primero los Pobres”. ¡Claro que primero los pobres!

¿Quién puede oponerse a semejante propósito político y social?
Quienes realmente queremos a este país deseamos elevar a la altura mínima exigida por la dignidad humana, a todos aquellos compatriotas que carecen de lo estrictamente indispensable.

¡Claro que queremos educación para todos!
¡Claro que queremos bienestar para toda la nación!
¡Claro que queremos un ingreso per cápita de cuando menos 30 mil dólares al año para cada mexicano!
¡Claro que queremos apagar todas las mechas encendidas, que no hacen sino atentar en contra de la estabilidad y del desarrollo en general del país!
¡Claro que queremos aumentar el ingreso, pero a través de la productividad y no a través de decretos ya conocidos que disparan la inflación con todas sus consecuencias!

¿Quién no desea ayudar los indios de México?
¿Quién no desea alfabetizarles?
¿Quién no desea contener la emigración de cientos de miles de mexicanos a los Estados Unidos?
¿Quién no quiere agua potable, televisión, estufas, piso de concreto y paredes de ladrillo en cada familia mexicana?

Querido Andrés: todos coincidimos en la necesidad inaplazable de rescatar a los marginados, sólo que yo no coincido contigo en las estrategias que has planteado para rescatarles de la miseria.
Entiende que la única célula generadora de riqueza es la empresa y los empresarios, a los que tú llamas hambreadores del pueblo o parásitos sociales, son los agentes operadores del bienestar.

La práctica lo ha demostrado.
¡Mientes!.
Todos coincidimos con el fin, pero la mayoría no está conforme con tu método.
Se vio en las urnas.
Ni partiendo el sueldo de los funcionarios públicos a la mitad ni evitando la corrupción que devora lo mejor de nuestro país, podremos generar la suficiente riqueza para crear los empleos que requiere México, la herramienta más eficaz para ayudar a los pobres que tanto nos preocuparan.
Tu diagnóstico está equivocado.
Un gobierno encabezado por tí jamás creará los empleos que requiere México ni extinguirá las mechas encendidas, ni impulsará la recaudación tributaria indispensable para que el gobierno aumente significativamente el gasto en Desarrollo Social.

Nadie con dos dedos de frente podría aceptar que tus tesis económicas ayudarán a la capitalización de las empresas ni estimularán la investigación tecnológica, ni ampliarán los mercados, ni estimularán la competitividad en el comercio internacional, ni abaratarán costos de producción, ni propondrán alternativas inteligentes para modificar el TLC, dando los pasos adelante necesarios para acercarnos, poco a poco, al esquema de una Comunidad Económica de Norteamérica.
No tienes ningún derecho en detener a la inversión extranjera ni a la doméstica, que tanto necesitamos para prosperar.
No tienes justificación para espantar a los capitales que vienen a ayudar a construir un México mejor.
Careces de elementos, nunca los tendrás, para estimular el odio entre todos los mexicanos, ni para polarizar este país, ni para crear trincheras entre todos nosotros únicamente para dividirnos, la única condición en que los mexicanos hemos sido históricamente derrotados.

Tú no representantas a la izquierda, sino al más catastrófico populismo, del que yo no quiero jamás volver a acordarme.

Izquierda era la de Mitterand , la de Felipe González , es la de la Bachelet , a diferencia de la supuesta izquierda de Chávez o la de Castro , quien ha impuesto la felicidad con la fuerza de las bayonetas…

¡ERES UN PELIGRO!
No, no Andrés, para tí es irrelevante el incendio de todo lo mío, la destrucción de todo lo que he construido en los últimos siete siglos.
Es claro que no te importa que nos volvamos a incendiar como en 1810, en 1858 o en 1910, siempre y cuando tú puedas compensar los vacíos sicológicos que se remontan a tu infancia.
No, Andrés, ese no es el camino.

Si el padrón federal lo integran 72 millones de electores y de ellos sólo 14 votaron por tí, entonces 58 millones no te quieren en la Presidencia, o sea, más del 80 por ciento te rechaza como jefe del Ejecutivo.
Antepones tu bienestar personal al mío.
Deseas intimidar a las autoridades judiciales mediante la protesta callejera.
No quiero un Mussolini mexicano que acepte la ley siempre y cuando le beneficie y que rechace a la Constitución por ser una herramienta a favor de la burguesía.

La mayoría estamos conscientes de nuestras debilidades económicas y sociales, sólo que hemos decidido no convocarte a tí para resolver los difíciles problemas que nos aquejan.

Abandona el llamado a la violencia.
Abstente de erigirte como intérprete de la voluntad popular y resígnate a aceptar tu derrota.
La mayoría de los mexicanos no te quiso en la Presidencia de la República, porque lejos de ayudar a los pobres, los hundirás más en la desesperación hasta que volvamos a matarnos con las manos entre nosotros mismos

Además, te ruego, NO ME INCLUYAS NI A MI NI A TANTOS MEXICANOS INTELIGENTES que no estamos de acuerdo con un tipo como TU que cuando estudiante fuiste Tramposo y Malo; cuando Funcionario en tu Estado, Ladrón y Mentiroso……por favor NO SIGAS QUERIENDO PARECER LO QUE NO ERES, vives como rico igual que muchos de tus amigos y seguidores pandilleros como Ricardo Monreal y tantos otros que con esa bandera quieren confundir a los que de verdad son pobres en Mexico.

¡NO TE BURLES MAS!
Eres un Inadaptado, Pendenciero, Pandillero, Ladrón y Mentiroso…

NO NO ES LO QUE NECESITA MEXICO, A ALGUIEN QUE SEA COMO TÚ
Por favor, ya retírate, mejor vete con tu líder a Venezuela, la pobre Venezuela que está al borde de un colapso económico por el LOCO DE TU AMIGO, hijos ambos de un LOCO como Fidel que ha dado a Cuba mala vida ya, por favor…
¡YA BASTA!

______________________________________________________________

* El escritor, abogado e historiador mexicano Francisco Martín Moreno nació en el Distrito Federal  en 1946. Obtuvo su titulo de Licenciado en Derecho en la Universidad Iberoamericana, doctorándose en la Academia Mexicana de Derecho. Ha trabajado como funcionario en la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y ha sido Cónsul General de México en Barcelona (España). Durante once años, ha sido articulista del periódico Novedades y posteriormente de Excelsior, y además ha colaborado en periódicos y revistas tales como El País, Milenio y Cambio. Es un reconocido conferenciante y comentarista de radio y televisión.  Su experiencia, sus conocimientos y el prestigio alcanzado en el ámbito literario, además, le han permitido dictar conferencias en países como Estados Unidos,EspañaSuiza y Alemania y obtener una gran cantidad de reconocimientos, entre los que se pueden citar el Premio Nacional de Periodismo y el Laurel de Oro a la Excelencia Literaria“México acribillado”“Los mexicanos a contraluz”“La disculpa”“México ante Dios”“La respuesta”“México negro”“Las cicatrices del viento”,“México mutilado, la raza maldita”“Cartas a un mexicano” y “Las grandes traiciones de México” son algunos de los títulos que forman parte de la destacada producción literaria de Francisco Martín Moreno.

La educación por competencias

El día de ayer recibi un mail, con el contenido que a continuación les comparto, ¿porqué decidí publicarlo en este blog? pues porque sencillamente creo que tiene un algo, si no es que mucho de verdad. Me gustaría saber sus opiniones sobre lo que leerán a continuación.

Muchas gracias a Gabriel Gracida, quien es la persona que me compartió este mail.

 

La semana pasada compré un producto que costó $158. Le di a la cajera $200 y busqué en el bolsillo $8 para evitar recibir más monedas. La cajera tomó el dinero y se quedó mirando la máquina registradora, aparentemente sin saber que hacer. Intenté explicarle que ella tenía que darme $50 de cambio, pero ella no se convenció y llamó al gerente para que la ayudara. Tenía lágrimas en sus ojos mientras que el gerente intentaba explicarle y ella aparentemente continuaba sin entender

¿Por qué les estoy contando esto?

Porque me di cuenta de la evolución de la enseñanza desde 1950 y de las condiciones actuales que se manejan en muchas escuelas públicas y peor en las privadas, tanto en el ámbito académico como en el trato a los alumnos, (ahora los mocosos, aparte de inoperantes son “intocables”, aportando las instituciones educativas generaciones déspotas y nefastas a la sociedad)

Vean cómo fue el cambio en el área matemática, los ejemplos eran así:

1. Enseñanza de matemáticas en 1950:

Un cortador de leña vende un carro de leña por $ 100.00. El costo de producción de ese carro de leña es igual a 4/5 del precio de la venta.

¿Cuál es la ganancia?

2. Enseñanza de matemáticas en 1970:

Un cortador de leña vende un carro de leña por $ 100.00.. El costo de producción de ese carro de leña es igual al 80% del precio de la venta.

¿Cuál es la ganancia?

3. Enseñanza de matemáticas en 1980:

Un cortador de leña vende un carro de leña por $ 100.00. El costo de producción de ese carro de leña es de $ 80.00.

¿Cuál es la ganancia?

4. Enseñanza de matemáticas en 1990:

Un cortador de leña vende un carro de leña por $ 100.00. El costo de producción de ese carro de leña es de $ 80.00. Escoja la respuesta correcta que indica la ganancia:

( ) $ 20.00        ( ) $40.00        ( ) $60.00        ( ) $80.00        ( ) $100.00

5. Enseñanza de matemáticas en 2000:

Un cortador de leña vende un carro de leña por $ 100.00. El costo de producción de ese carro de leña es de $ 80.00. La ganancia es de $ 20.00.

¿Es correcto?

( ) Si                           ( ) No

 

6. Enseñanza de matemáticas en 2010:

Un cortador de leña vende un carro de leña por $ 100.00. El costo de producción de ese carro de leña es de $ 80.00. Si Ud. sabe leer coloque una X en los $ 20.00 que representan la ganancia..

( ) $ 20.00            ( ) $40.00             ( ) $60.00              ( ) $80.00               ( ) $100.00

7. Educación por competencias:

Un cortador de leña vende un carro de leña por $ 100.00. El costo de producción de ese carro de leña es de $ 80.00. . Reunanse en equipos de 4 para decidir

a- El nombre del cortador de leña (Español)

b. Dibujen al hombre cortando la leña(Artisticas)

c. haga la siguiente operacion 100-80=veint_

d. hagan una representacion del hombre cortando la leña

8. Evaluación final

Si el alumno o alumna no pudo o no quiso realizar las actividades del punto anterior

considerar:

Asistencia, zapatos, peinado, uniforme, carpeta (no importa si solo trae la carpeta, sin apuntes)

No se te ocurra reprobarlo porque ahora si vas a conocer a su papá y/o a su mamá

a derechos humanos y hasta al periodista que te retratará por ser un maestro injusto.

Jajajajaja en serio vamos de mal en peor.

 

Si eres de aquellos alumnos a quienes la maestra les aventó borradores, gises, o les jaló las orejas, las patillas y recibiste unos 100 reglazos en nalgas y manos: envía este correo, pues nada te pasó ni te quedaste traumado, no te llevaron al psicólogo…seguramente eres una persona preparada, educada, respetuosa…. 

 
…………………………………………………………………
Espero sus comentarios, hasta la Próxima.
Twitter: @mit_rangel

Feliz Año Nuevo 2012

Y por fin llegamos a las últimas horas de este 2011, ¿Con que experiencias nuevas se quedan este año? ¿cuales fueron sus aprendizajes en cualquier ámbito de su vida ya sea personal o laboral? ¿cuales son sus expectativas para este naciente 2012? 

En lo personal les deseo que todo lo que han soñado, lo que han visualizado para su futuro se concrete de una manera exitosa en este nuevo ciclo, que jamás decaigan las ganas de luchar por alcanzar sus metas, que sus valores se fortalezcan y que día a día sea una mejor experiencia.

¡¡¡Excelente inicio de 2012!!!

¡Nos leemos el próximo año!

 

¿Servir o no servir? El “pequeño” gran arte de la felicidad en los negocios.

 

Como están estimados lectores?  Les comento que por motivos de salud he tenido que guardar reposo estos días y que esto a su vez me ha permitido recapitular muchas cosas, entre ellas la actitud de SERVIR a los demás.

Hace algunos años atrás leí en el escritorio de una amistad que en ese entonces trabajaba para gobierno una frase que decía así: “El que no vive para servir, no sirve para vivir” en aquel momento no tenía idea de la importancia y trascendencia que esta frase tendría más adelante en mi vida.

Todos desde que nacemos, en algún momento de nuestra vida hemos servido a otras personas, muchas veces sin darnos cuenta, otras nos han sido motivo de gran satisfacción personal o incluso profesional, sin embargo con el transcurrir del tiempo y con esta vida tan materialista que se vive hoy día, la ACTITUD  de SERVIR, se ha casi perdido.

¿Qué tiene que ver esto con las PyMES? Mucho, porque es parte de la esencia que les permitirá seguir en el mercado.  Por la mañana “viendo” un programa que conduce Fernanda Tapía, decía uno de sus invitados que poco tiempo atrás leyó un letrero que decía así: “Tengamos una casa que sea el reflejo de nuestro éxito”  este invitado comentaba muy atinadamente que esto invitaba a la gente a vivir solo de apariencias y en el apego de las cosas materiales. Lamentablemente mucha gente cuando cae en el juego del materialismo se olvida del arte de servir a los demás como parte del proceso en la generación de la riqueza.

¿Cuántas veces no hemos entrado a “x” lugar a comprar algo y nos encontramos al personal e incluso a los mismos dueños con una actitud de enojo, molestia, flojera o como en lo personal suelo decir: robotizada,  donde no hay un interés real por lo que el cliente necesita, pues no disfrutan lo que hacen o solo están inmersos en pensar cómo atraer más dinero a sus bolsillos.  Se han olvidado que entre más disfruten y amen lo que hacen, el arte de servir se va dando de forma cada vez más natural, atrayendo con esto más clientes y como consecuencia, más ingresos.

¿Por qué comencé el post hablando de mí? Porque considero que todos en algún momento todos tenemos que darnos un tiempo para recapitular sobre el rumbo que llevamos y si es el correcto para poder llegar a nuestro destino (en mi caso aproveche mi problema de salud para reflexionarlo).   Muchos lectores de este blog, son gente que tienen una PyME, están en proceso de tenerla, o es un sueño que planean hacer realidad, y que seguramente en algún momento se han preguntado si están en el camino correcto.

En lo personal puedo comentarles que nunca imagine dedicarme a lo que hoy me dedico, soñaba con ser una médico consagrada, estuve algún tiempo en asociaciones que me permitieron ayudar a otros, y debo confesar que la sensación que me causo el servir a los demás es indescriptiblemente hermosa, finalmente por cosas de la vida, termine estudiando Administración, (más obligada que por ganas) pero con el pasar del tiempo comence a amar lo que hacía,  pues también me permitía servir a los demás, aunque de otra forma.

¿Mis sueños? Se han ido cumpliendo uno a uno, algunos se han modificado, otros termine desechándolos cuando comencé a sentir que no me hacían feliz, pero en todos ellos se me ha permitido servir a los demás y por lo tanto ser feliz.

El fin de semana viendo en familia una película llamada “The Ultimate Gift” basada en novela de Jim Stovall en donde el protagonista Jason Stevens interpretado por Drew Fuller decía: “Yo no sé si tengo un sueño, pero lo que si se, es que puedo hacer realidad el sueño de los demás” y aunque muchos pueden tomar esto como basar su vida en la de los demás, en lo personal lo interpreto como el servir a los demás  y ser feliz con esa actitud.

Servir, implica observación, sensibilidad, objetividad  y posteriormente la detección de las necesidades de los demás, sin embargo hay que reconocer que normalmente estamos pendientes, casi de manera exclusiva de nuestras propias necesidades.   

Partiendo de esto, se puede afirmar que no solo implica detectar lo que se necesita, sino que hay que resolver, en la medida de lo posible esas carencias que se van detectando.

 Hace tiempo en un departamento de recursos humanos se les pidió a los que laboraran ahí, aprovechando el cambio de guardias de seguridad que no los conocían, a que hicieran un simulacro para solicitar empleo en su misma empresa. Para darle más realismo se pusieron oficinistas en ese departamento de otro piso, que no los conocían. Los resultados no fueron del todo agradables. Estaban molestos con los guardias por el trato que les dieron, y con los oficinistas por el tiempo que les hacían esperar y la poca información que les daban.

 La idea era que se dieran cuenta que independientemente que realizaran bien su trabajo, el pensar como clientes (empatía) les descubrió una serie de defectos y errores que no les gustaron vivir y que algunos comenzaron a cambiar.

 Saber meterse en los zapatos de los demás es sentir con ellos y lo más importante detectar las necesidades que van surgiendo con lo cual la virtud del servicio se comienza a vivir.  Sin embargo, aunque detectar las necesidades de los demás es ya un logro, resulta infructuoso si esas necesidades no se cubren.

 Al hablar con gerentes y supervisores, cuando preguntan por la esencia de la gerencia y de la supervisión se les contesta que consiste en “estar al pendiente de que las personas que trabajan con ellos tengan todo lo necesario para realizar bien su trabajo” en pocas palabras se les está hablando del servicio y de la empatía.

 Todo este ejemplo viene a colación tratando de entender la frase de Víctor Frankl, que afirma que “la puerta de la felicidad se abre hacia fuera, cuando más se quiere abrir hacia adentro, más se cierra

El servir es una virtud que tiene como consecuencia esa felicidad porque nos hace pensar en los demás, esto es ver hacia fuera y que una de las primeras consecuencias de vivir el servir es la alegría, la segunda la atracción de clientes y la tercera la generación de mayores ingresos.

Asi es que debes preguntarte  ¿tienes la actitud de servir y ser feliz o solo la actitud de indiferencia que solo te hace estar por TENER que estar? ¿Será el momento para reflexionar si estas en el camino correcto? ¿o tal vez es momento de hacer ajustes?

 Solo tú tienes la respuesta y mientras la tomas en cuenta o la encuentras te dejo con este bello pensamiento de Gabriela Mistral.

Toda la naturaleza es un anhelo de servicio.

Sirve la nube, sirve el viento, sirve el surco.

Donde haya un árbol que plantar, plántalo tú.

Donde haya un error que enmendar, enmiéndalo tú;

Donde haya un esfuerzo que todos esquivan, acéptalo tú.

Sé el que aparta la piedra del camino;

El que quita odio entre los corazones y las dificultades del problema.

Hay la alegría de ser sano y la de ser justo;

Pero hay, sobre todo, la hermosa, la inmensa alegría de servir.

Aquél es el que critica, éste es el que destruye, sé tú el que sirve.

El servir no es sólo faena de seres inferiores.

Dios que da el fruto y la luz, sirve.

Pudiera llamársele así: EL QUE SIRVE

 Nos leemos la próxima vez.

Cómo recuperarse después de un fracaso

Hola estimados lectores, les comparto este artículo, que lei hace algunos momentos y que crei prudente compartir, el autor de este artículo es Oscar Labra.

En un sistema comercial como el actual, basado en la competitividad, es imposible que todos alcancen el éxito. Mientras un grupo de empresas ostenta de sus positivos resultados y goza los beneficios financieros que ello acarrea, otras sufren al no alcanzar sus objetivos y ver cómo se despilfarran los recursos invertidos. Es el cara y sello del mercado, pero hay esperanzas, ya que un elemento común entre los actuales líderes ha sido experimentar en carne propia el fracaso.

El ejemplo más conocido en la actualidad es el del CEO de Apple y creador de Pixar, Steve Jobs, quien en 2005, durante una ceremonia de graduación en la Universidad de Stanford, EEUU, realizó un discurso recordado y usado como inspiración por empresarios de todo el mundo.
 
“Woz y yo creamos Apple en la cochera de mis padres cuando tenía 20 años. Trabajamos mucho, y en diez años creció de ser solo nosotros dos a una compañía valorada en 2 mil millones de dólares y 4.000 empleados. Hacía justo un año que habíamos lanzado nuestra mejor creación -el Macintosh-, y hacía poco que había cumplido los 30 y me despidieron ¿Cómo te pueden echar de la empresa que tú has creado? Lo que había sido el centro de toda mi vida adulta se había ido, y fue devastador. Realmente no supe qué hacer durante algunos meses. Fue un fracaso muy notorio, e incluso pensé en huir de Silicon Valley”, relató en aquella ocasión el destacado empresario, tratando de explicar su decepción.
 
“Pero algo comenzó a abrirse paso en mí, aún amaba lo que hacía -continuó-. El resultado de los acontecimientos en Apple no había cambiado eso ni un ápice. Había sido rechazado, pero aún estaba enamorado. Así que decidí comenzar de nuevo. No lo vi así entonces, pero resultó ser que el que me echaran de Apple fue lo mejor que jamás me pudo haber pasado. Había cambiado el peso del éxito por la ligereza de ser de nuevo un principiante, menos seguro de las cosas. Me liberó para entrar en uno de los periodos más creativos de mi vida”, dijo Jobs, tratando de convencerse que no habría alcanzado el éxito que hoy tiene, si no hubiese sido por sus fracasos.
 
Lo anterior tiene quizás una explicación alentadora tras una frase que se ha hecho conocida entre los más grandes empresarios; y es que “un fracaso puede convertirse en un escalón hacia el éxito”. La pregunta surge de forma automática: ¿Cómo puede una persona transformar esa mala experiencia en un éxito? O bien ¿cómo recuperarse después de un fracaso profesional?
 
Recuperándose del fracaso
Según Héctor Ramírez, jefe de Recursos Humano de Lan -elegida en 2008 como la mejor aerolínea de Latinoamérica- el primer paso tiene relación con entender el contexto de su fracaso. “En el mercado actual, la oferta es tan amplia que nadie resulta indispensable. Uno tiene que tener claro que si no haces bien las cosas, no estás al 100% comprometido, o respondiendo al desempeño que se espera, siempre va a haber alguien, o un grupo de personas más, que sí pueden cumplir con esas funciones”.
 
Lo segundo es aceptar su error: “Es necesario mirar hacia adentro y decir ¿qué me pasó?, no cumplí, perfecto, pero ¿por qué no cumplí? Lo importante es saber asumir la culpa y sacar las conclusiones que te puedan llevar a aprender de ese fracaso. No buscando responsables de forma desesperada, o tratar de ser víctima, sino que al contrario, aprender de lo que pasó, hacer una retrospección y saber cuáles son las brechas que tienes’, aconseja Ramírez.
 
En resumidas cuentas -dice- eso es lo que llevará, no solo al éxito profesional, sino también en el resto de la vida, “porque vas a poder manejar tus falencias, ansiedades. En ese sentido, creo que sí es importante vivir experiencias negativas, pero siempre y cuando puedan superar y aceptar las culpas propias”.
 
La idea es verlo, no como un fracaso en sí, sino como un objetivo mayor a superar. Esto tiene relación directa con un error que se repite de forma frecuente entre la mayoría de las personas, porque el fracaso es una forma de entender que se necesita un cambio, por pequeño que sea. Contrario de lo que muchos piensan, “es la persona la que debe amoldarse a las empresas y no estas últimas las que deben amoldarse a los trabajadores”, asegura Ramírez.
 
Por ello, la recomendación que el profesional da a esas personas que no quieren cambiar su forma de trabajo, es buscar una organización donde se sientan completamente cómodos, “porque eso también va a llevar a tener un buen desempeño y no fracasar nuevamente”.
 
Steve Jobs supo concluir su discurso en la Universidad de Stanford con una frase que resume todo: “Estoy bastante seguro de que nada de esto habría ocurrido si no me hubieran echado de Apple. Creo que fue una medicina horrible, pero supongo que el paciente la necesitaba. A veces, la vida te da en la cabeza con un ladrillo”.