La importancia del clima laboral en una Pyme.

Muchas veces hemos escuchado hablar o más bien quejarse a muchas personas de tener un mal clima laboral, se quejan con amargura del lugar en donde trabajan. Son empleados que laboran en un ambiente difícil, pesado y, que si no fuera porque realmente necesitan el trabajo, preferirían otro empleo, debo confesar que en lo personal pocas veces he escuchado a alguien hablar bien de su lugar de trabajo y de lo bien que se siente de trabajar en esa empresa ya que son escuchados por su jefe, cuando existen dificultades o malentendidos, siempre se les puede buscar una solución porque está abierta la comunicación y el ambiente entre compañeros es bueno.

¿Pero que es el clima laboral? no es otra cosa el medio ambiente humano y físico en el que se desarrolla el trabajo cotidiano. La calidad de este clima influye directamente en la satisfacción de los trabajadores  y por lo tanto en la productividad.

Está relacionado con el “saber hacer” del directivo, con los comportamientos de las personas, con su manera de trabajar y de relacionarse, con su interacción con la empresa, con las máquinas que se utilizan y con la propia actividad de cada uno.

Es responsabilidad de la Alta Dirección, con su cultura y con sus sistemas de gestión, la que proporciona -o no- el terreno adecuado para un buen clima laboral, y forma parte de las políticas de personal y de recursos humanos la mejora de ese ambiente con el uso de técnicas precisas.

Mientras que un “buen clima” se orienta hacia los objetivos generales, un “mal clima” destruye el ambiente de trabajo ocasionando situaciones de conflicto y de bajo rendimiento. Para medir el clima laboral lo normal es utilizar escalas de evaluación.

La percepción que los empleados tienen del “ambiente”, es decir, la manera como ven el entorno interno de la empresa, es algo básicamente subjetivo, pero que, sin embargo, se siente y se percibe dentro de la empresa con repercusiones grupales en el rendimiento y en la productividad. ¿Recuerdas eso de que “cada quien habla de la feria como le va en ella”? Es lo mismo, en la empresa cada empleado habla de ella según se siente y según cree que le va.

Y… ¿cuáles son los componentes del clima organizacional?

 Comportamientos individuales y de grupo

Este aspecto se refiere a las conductas que tienen los empleados dentro de la empresa. En este componente se enfatiza la manera como el individuo se relaciona dentro de la empresa con sus compañeros de trabajo, en función de sus valores, actitudes, intereses, nivel jerárquico, motivaciones, etc. Los comportamientos son resultado de: Aspectos individuales como las actitudes, percepciones, personalidad, valores, y nivel de estrés de las personas.

Aspectos de motivación como las necesidades, los esfuerzos, los motivos, etc., aspectos de liderazgo como el estilo, el manejo del poder, las políticas, etcétera. La manera en que los empleados ven la realidad y la interpretan es un proceso circular en que los resultados en la empresa confirma su percepción.

  1. La estructura de la organización

Es la manera como está configurada formalmente la empresa. La estructura de la empresa modifica el clima laboral ya que, por ejemplo, es diferente trabajar en una organización con muchos niveles jerárquicos que en una organización más simple como lo sería una pyme. El manejo que se hace de la autoridad formal también es un factor determinante en el tipo de ambiente que se siente en la empresa, por ejemplo, si los directivos son muy autoritarios, ello propicia un clima diferente del que se da con una autoridad participativa. Pero ojo, recuerden que en una misma empresa pueden existir varios climas organizacionales dependiendo de los departamentos, ya que cada uno tiene sus normas y jefes que pueden hacer un buen o mal clima. La interacción de las personas en el trabajo es quizá el aspecto que con menos objetividad se puede evaluar, pero es el que más influye en la percepción del clima que tienen los empleados.

  1. La estructura física de la empresa

Se refiere a aspectos concretos del edificio, disposición de las oficinas, mobiliario, ubicación geográfica del negocio dentro de la ciudad, facilidad de transporte, etc.      El ambiente físico conformado por elementos como la temperatura, el nivel de ruido, el tipo e intensidad de iluminación, pueden influir en el estado de ánimo de la persona que ejecuta su trabajo dentro de la empresa.  El espacio de trabajo que corresponde al lugar y área que tiene cada empleado para desarrollar su trabajo, también influyen en el clima. Aquí, es importante hacer hincapié en la privacidad que puede requerir un determinado tipo de trabajo, tengamos en cuenta también que si la persona tiene que trasladarse desde muy lejos a su lugar de trabajo y, además, le es difícil conseguir transporte, es casi seguro que llegará “de malas” a laborar y eso influirá negativamente en el clima de trabajo.

El clima en la empresa también repercute en la satisfacción que tienen los empleados en el trabajo, en la calidad de sus labores, en el logro de los objetivos individuales y grupales, en la cohesión del grupo, en la eficacia, eficiencia y adaptación de la organización, en las tasas de rotación y ausentismo, etcétera.

Cómo identificar el clima organizacional de tu empresa

Para evaluar el clima de una empresa existen varios métodos que un experto en el área realiza pero en la pymes es muy difícil contratarlos debido a los costos y a la baja o nula importancia que se le da a este tema, pero es muy importante que como dueño de una empresa conozcas algunos de los aspectos que se tienen que incluir en un estudio de clima.

El estilo de liderazgo, El espíritu de trabajo, los procesos de comunicación, los aspectos de toma de decisiones, Los procesos de control, El nivel de colaboración, La relación entre rendimiento y salario, El apoyo al trabajo de los empleados, El manejo de conflictos, El logro de los objetivos, La importancia que se da a la producción, El ambiente físico,  El nivel de satisfacción en general.

Es importante que tengas claros los aspectos que quieres evaluar, aunque, lo más común es que siempre se midan los siguientes cuatro, por lo menos, ya que te permitirán tener una imagen más clara del clima organizacional en tu empresa:

a)       El nivel de autonomía individual.

b)       El grado de estructura y obligaciones impuestas a los trabajadores por su puesto.

c)       El tipo y nivel de remuneración que la empresa da a sus empleados.

d)       La consideración, el agradecimiento y el apoyo que un empleado recibe de sus superiores.

Calidad de vida en el trabajo

La empresa es la gente que trabaja en ella. Si pensamos que la mayor parte de nuestro tiempo, durante la mayor parte de nuestra vida, la dedicamos a trabajar, conviene reflexionar sobre la calidad de vida que todos los trabajadores, de todos los niveles, dueños o empleados en un negocio tenemos en la empresa.

Los aspectos que todo empresario debe considerar para apoyar la calidad de vida de sus empleados en el trabajo son los siguientes:

Respeto y reconocimiento al trabajo del empleado

Respetar a un empleado significa entender cuál es su estilo personal para realizar el trabajo y permitirle ejecutarlo “a su manera”, siempre y cuando cumpla con los métodos y procedimientos y logre el objetivo para el cual fue contratado. Cuando las personas sienten que se reconoce y se respeta su trabajo, tienen una actitud positiva hacia la empresa, hacia su puesto, hacia sus compañeros, y si es el caso, hacia sus subordinados. Si, por el contrario, la persona siente que su trabajo no es tomado en cuenta; que si lo hace bien, nadie se fija, o mucho peor, que se le descalifica lo que hace, tomará una actitud negativa bajando la calidad de vida en el trabajo de él y de su grupo.

Apoyo para la capacitación de los empleados

Mantener actualizado y capacitado al personal es uno de los factores fundamentales para el desarrollo y sobrevivencia de la empresa. Además, promueve el que los trabajadores “se pongan la camiseta” y trabajen eficientemente y motivados, también es importante promover cursos cuyo contenido les permita reflexionar sobre su propia persona, sus valores, su sentido de vida, etc.., tener un programa permanente de capacitación es uno de los factores que más impactan en la calidad de vida en el trabajo.

Actividades extralaborales de carácter recreativo

Las tensiones propias del trabajo generan estrés en los empleados el cual repercute en su desempeño, ´por lo que se recomienda promover actividades extralaborales como organizar cursos de yoga, competencias deportivas, pequeñas reuniones para festejar un cumpleaños, etc.

Respeto al horario y descanso del trabajador

Este aspecto es de mucha importancia, es frecuente encontrar personas que ocupan sus horas de descanso para terminar “los pendientes” del día o de la semana. Entre más se utilicen las horas de trabajo para “descansar” y, las horas de descanso para “trabajar”, más se deteriora la calidad de vida en el trabajo; esto sin tomar en cuenta el deterioro de la vida familiar y personal del trabajador, por lo que es necesario efectuar un diagnóstico que nos indique si esto está ocurriendo por ineficiencia del trabajador, por mala distribución de las cargas de trabajo, o porque de verdad es excesiva la tarea.

El que una empresa favorezca o permita que sus trabajadores permanezcan más allá del horario laboral, genera entre otras situaciones: Ineficiencia, Espacios de tiempo muertos (dedican ese tiempo entre otras cosas a chismear, entre otras cosas)  y sentimientos de explotación.

Que debemos cuidar también…

El nivel económico. Es muy importante pagar sueldos competitivos en el mercado, en función del puesto que se desempeña. Cuando una empresa paga un sueldo adecuado a sus empleados en relación con el mercado, permite que éstos desarrollen su trabajo sin estar preocupados por buscar otros ingresos económicos ya que, si esto ocurre, bajan su rendimiento.

Seguridad social. Con este aspecto nos referimos a la importancia de contratar al empleado dentro de los lineamientos que señala la Ley y de proporcionarle al menos las prestaciones mínimas. Esto da seguridad y protección tanto al trabajador, como al mismo patrón.

Recursos materiales. En este aspecto es fundamental que el trabajador cuente con los instrumentos y el material necesario para poder desempeñar su trabajo. También es importante cuidar el ambiente físico en el que el trabajador debe ejecutar su tarea.

Apoyar el desarrollo laboral y personal del empleado. Es muy importante desarrollar a tu personal dentro de la empresa ya que entonces sienten posibilidades de crecimiento dentro de ella y se comprometerán mucho más con su trabajo.

Es también importante que estés al pendiente de tus empleados en cuanto a situaciones personales que puedan llegar a repercutir en la situación de trabajo.

La pregunta ahora es ¿Sabes cómo se encuentra el clima laboral en tu empresa?

Nos leemos pronto.

Sigueme en Twitter @Mit_Rangel

Anuncios

“Gladiator” y algunas de sus lecciones.

Hoy durante una plática en un café, una colega me pidió mi opinión sobre algunas películas y me hizo recordar una película en particular de algunos años atrás llamada “Gladiador”, recordé una escena, que siempre me dio mucho para pensar.   

Al principio de la película, mientras el general Máximus revisa las tropas que se alistan para la batalla contra los germanos, su segundo al mando recrimina a un soldado, al que le había encargado adelantar las catapultas para aumentarles el alcance. “Déjenlas donde están.” contraordena el general. El oficial empieza a objetar, diciendo: “Pero las bajas a la caballería van a ser…” “ACEPTABLES.” le corta Máximus, dirigiéndole una dura mirada.

Admirable lección de actitud no creen?. Muchas veces nos olvidamos del hecho de que, en cualquier batalla que la vida nos involucra, inevitablemente habrá bajas, y que hay que aprendar a aceptarlas. Cuando desarrollas un equipo de trabajo, también tendrás bajas. Es inevitable, y debes aprender a considerarlas aceptables.

Los personajes aunque ahora son mostrados como ficción o aventura tienen grandes enseñanzas para nuestra vida, cada uno de ellos NO contó con la tecnología que hoy tenemos, pero si con la PASIÓN Y ENTREGA que hoy nos falta.

Ellos examinaron cada detalle de su entrenamiento, utilizaron lo que en su momento los hacían fuertes  interna y externa fueron herramientas que ellos utilizaron para vencer y cumplir SU propósito en la vida.

En esta película, este hombre, Maximus Décimos Meridius, después de cinco años de encabezar heroicas batallas del ejército romano contra los bárbaros germánicos, regresa a Roma en circunstancias adversas, no como el gran héroe, sino irónicamente llevado como un gladiador a pelear por su vida en el Coliseo, donde la gente quiere ver sangre, quiere ver muerte. Al entrar a la arena lo pusieron, con otros gladiadores, a luchar en contra de unos soldados romanos profesionales, bajo una consigna letal: “Suban y mueran con honor”, al entrar al Coliseo rápidamente toma el control de la situación y, utilizando inteligentes tácticas militares, les grita a los gladiadores que peleen juntos, que formen un círculo y se cubran las espaldas, defendiéndose y cuidándose el uno al otro. De esa manera, el enemigo no pudo atacarlos por ninguna parte, y terminan venciendo a los soldados profesionales que habían sido enviados a matarlos.

Esos luchadores que debieron haber muerto ese día dan un vuelco a la situación y, contra toda lógica y pronóstico, rompen la consigna de muerte que les habían anunciado y terminan conquistando, conservando su vida y ganándose el favor de la gente allí reunida, y todo debido a que un hombre supo que tenía que pelear en equipo y no a solas, no como hombres solitarios, sino cada quien defendiéndose y cuidándose unos a otros.

La escena antes descrita nos permite reflexionar que cuando existen hombres o mujeres que cuentan con convicciones firmes e integridad a toda prueba se gana el respeto de los demás. Destaca la importancia de trabajar en equipo, porque sólo de esta manera se pueden lograr los resultados que uno pretende.

Forma parte importante de las enseñanzas de esta película la estrategia que aplicó este grupo de personas, no sólo para salvar sus vidas, sino para ganarse el respeto de todos los asistentes.

En suma: la integridad, las convicciones, la confianza, el trabajo en equipo y la estrategia se convierten en elementos importantes para poder lograr todo aquello que nos proponemos.

Las lecciones de Gladiador pueden trasladarse y convertirse en un desafío para todo aquel que pretende ser un buen empresario, buen gobernante, buen estudiante, buen padre de familia o un buen ciudadano.

La sociedad en general deberíamos poner en práctica esas lecciones: actuar de manera organizada, trabajar en equipo, tener confianza e implementar las medidas necesarias que nos llevarán a ser personas altamente efectivas y exitosas en todos los ámbitos.

Nos leemos pronto.

Hoy Inicio el Mundial de Futbol

Hola amigos blogueros, hoy ha sido un día muy especial para muchos mexicanos, después de cuatro laaargos años inicia nuevamente la Copa Mundial de fútbol.

En lo personal me agrada el fútbol, sin embargo eso no quiere decir que sea fan del equipo Mexicano. ¿Porque no lo soy? La razón es muy simple, considero que un equipo a nivel nacional lleva a su cargo la imagen de como somos o como actuamos ante diversas situaciones los mexicanos.

Considero que tenemos un equipo mediocre, al cuál los medios se han encargado de “endiosar” al decir que son los mejores, hoy durante el partido un comentarista de Televisa, comento: “somos los mejores solo q no hemos metido ningún gol” yo le preguntaría ¿Realmente somos los mejores, si dominando el primer partido, donde tuvieron todo para meter el gol en bandeja de plata, no metemos el gol y fallamos tan torpemente?

Este equipo refleja la actitud de muchos mexicanos: una actitud de conformismo, grandeza fingida y mediocridad, ¿porque digo esto? Porque los mexicanos que trabajamos nos vendemos como los mejores por cierta cantidad de dinero mensual, esto con dos finalidades básicas:

1. Llevar dinero a nuestros hogares, ya sea para nuestra familia o para nosotros mismos.

2. para darle a nuestro cliente un servicio de excelencia tanto para que su empresa crezca como para crecimiento profesional de nosotros mismos.

Sin embargo pasa lo que a la selección, nos pagan por hacer lo que nos gusta (en la mayoría de los casos, con la selección nacional eso es indudable, les pagan por jugar), para hacerlo con excelencia y por poner en alto el nombre de la empresa o en el caso de la selección el nombre de nuestro país.

Pero… ¿nuestra actitud real cuál es? Hacer los trabajos al “ahí se va” o “mañana lo hago” o la de siempre “hacen como que me pagan, hago como que trabajo” en el caso de los partidos de la selección las frases típicas son “ganen o no ganen vamos a festejar”, “les dimos chance”, “Les anularon goles o les sacaron tarjeta de manera injusta” o “por lo menos empatamos” esa actitud conformista y mediocre no nos lleva a ningún lado al contrario, nos lleva a no ser mejores.

Recordemos que cada situación que tenemos en la vida, es una oportunidad única que jamás regresará si la dejamos ir, en el caso de la selección en el primer tiempo dejo ir valiosas oportunidades de gol.

Considero que como mexicanos lo tenemos todo para ser un país de primer mundo y no el deshonroso lugar tercermundista que nos hemos ganado con estas actitudes.

pongámonos en el lugar de los dueños de las empresas para las que trabajamos, ¿nos hemos puesto a pensar que esperan ellos de nosotros al contratarnos? ¿cuales fuerón sus sueños al momento de tomar la decisión de contratar personal? considero que muy pocos lo hemos hecho, cada empresa nació de un sueño que a través de esfuerzo y constancia se hizo realidad, que cada contratación es un grano de arena para la consolidación de esa empresa, de su marca, por lo tanto cada contratación significa el deseo de que la persona de lo mejor de si mismo, que su trabajo sea excelente, que le permita crecer tanto a la empresa como al empleado.

Tristemente creo que pocos nos ponemos a pensar en esto, seguimos en el conformismo, en la apatía, en la mediocridad, y esto viene ya hasta por educación, ayer mismo el Gobernador de Hidalgo, dio la orden de que se cancelarán las clases de nivel básico con motivo del inicio de a Copa Mundial de fútbol, me pregunto ¿Es más importante ver un partido de fútbol que la educación? se me hace nefasta esta actitud.

Ojala cada mexicano comencemos el cambio en nosotros, no esperemos que el mundo cambie, pongamos nuestro grano de arena,  les aseguro que no todos los mexicanos tenemos ese espíritu de mediocridad, habemos muchos que creemos que este país puede dar mucho.

¿Tu que actitud tomarás, la mediocre o la de éxito?